La distribución laberíntica y el sabor medieval de sus calles, las empinadas escaleras que obligan constantemente a salvar los diferentes niveles de la orografía urbana, el encanto de las tiendas del barri vell, la aportación histórica y didáctica del centro Bonastruc ça Porta y, sobre todo, la decidida apuesta por recuperar el viejo barrio judío hacen de la judería de Girona un espacio único y fascinante. La transformaciones que sufrió el barrio tras la expulsión de los judíos en 1492 no han impedido que el call dels jueus siga manteniendo hoy una buena parte de ese misterio cabalístico que caracterizó a los judíos gerundenses, en un entorno que se mantiene en sus precisos límites desde la Edad Media.

888 - 890
Veinticinco familias judías se instalan junto a la catedral de Girona

Por la documentación preservada de la Alta Edad Media sabemos que, entre los años 888 y 890, unas veinticinco familias judías se instalaron en las proximidades de la catedral de Girona. Llegaron de la mano del conde Dela, quien los trajo consigo tras haber adquirido para su casa el predio de Juïges (en latín Judaicas) en el condado de Besalú, donde hasta entonces habrían vivido.

circa 888
Primera sinagoga de Girona

Ubicación de la primera sinagoga, junto a la Catedral y el Palacio Episcopal

La primera sinagoga de Girona estaba situada junto a la Catedral, entre ésta y el Palacio Episcopal. De ser confirmada su datación en el siglo IX por los historiadores, sería la sinagoga más antigua de Cataluña.

Debía ser un pequeño edificio, quizá una casa o una pequeña construcción antigua reutilizada por los judíos. Fue abandonada por los judíos en el momento en que éstos se trasladaron al call medieval.

a partir de 930
Primeras referencias a lugares habitados por judíos en Girona

Las referencias documentales más antiguas, en relación a los lugares de Girona habitados o propiedad de judíos, aparecen a partir del 930. Probablemente en aquella época los judíos, poco numerosos, vivían en una zona próxima a la catedral, alrededor del antiguo Cardo Maximus.

1015
Se inicia la construcción de la catedral de Girona

La catedral de Girona. © J. M. Oliveras

La catedral de Santa María de Girona, instalada sobre un templo prerrománico y otro anterior visigodo, preside majestuosamente la ciudad. Sobre el anterior edificio románico, del que se conservan el bellísimo claustro y la torre de Carlomagno, la nueva catedral del siglo XIV sustituyó las tres naves primitivas por una única abovedada y monumental.

circa 1050
Figuras judías en el Tapiz de la Creación

Figuras judías sobre fondo en rojo en el Tapiz de la Creación. © J. M. Oliveras

Entre los muchos tesoros que guarda la Catedral se encuentra el magnífico Tapiz de la Creación, de los siglos XI-XII; en un rincón del tapiz se localiza a dos individuos con la palabra iudei que los identifica: una espléndida y temprana representación iconográfica en la ciudad que se ha convertido en el emblema del Museo de Historia de los Judíos.

La proximidad de la judería con la catedral constituyó una permanente fuente de conflictos entre judíos y cristianos de Girona. Ya desde finales del siglo XIII se registran numerosos ataques al call con motivo de la Semana Santa o en otros momentos de fervor religioso extremo. En 1436 el rey tuvo que prohibir la costumbre de apedrear a los judíos por parte de los estudiantes y los clérigos de la catedral.

1068
I Concilio de Girona

Durante la segunda mitad del siglo XI tuvieron lugar en Girona dos concilios provinciales que trataron temas relativos a los judíos. El primer concilio, del año 1068, se preocupó de las tierras que los judíos compraban a los cristianos y determinó que los diezmos correspondientes se pagaran en la iglesia parroquial a la que pertenecían.

1078
II Concilio de Girona

En el concilio de 1078 se volvió a plantear la cuestión y, nuevamente, se determinó que todos los impuestos sobre las tierras en propiedad de judíos se pagarían a la parroquia que tenía derecho al diezmo, tal como ocurría en las tierras cultivadas por cristianos. El tema era de importancia y por ello fue tratado en dos concilios, lo que nos sugiere que el volumen de las adquisiciones judías debía ser grande.

20 de Julio de 1160
Primera mención del «call» en Girona

El documento más antiguo que menciona el asentamiento de judíos en la zona del call es del día 20 de julio de 1160 cuando Bernardo, arzobispo de Tarragona y sacristán de la Catedral de Girona, concedió a un judío llamado Mordechai y su hijo Moshé Batlle las casas, propiedad de la Catedral, situadas in calle judaico que ya poseyeron su padre y antecesores.

1160 - 31 de Julio de 1492
El Call

Las casas colgadas sobre el Onyar. Al fondo, la catedral y el campanario de la la iglesia de Sant Feliu

En el siglo XII la comunidad judía se trasladó a la parte inferior de la ciudad antigua. En el año 1160 ya habitaban en el call, nombre catalán para los barrios judíos que proviene del latín callis. En época medieval significaba «conjunto de calles estrechas».

Estas calles empedradas, estrechas y laberínticas constituyen a lo largo de los siglos XIII y XIV el espacio urbano donde se concentró la mayoría de la población judía de Girona y sus instituciones, y donde también se establecieron viviendas y talleres cristianos. Fue a partir de los grandes conflictos del siglo XIV que el call se convirtió en un espacio de reclusión. En 1448 una orden municipal da un plazo de seis días para abandonar las viviendas que las familias judías tuvieran fuera del recinto y trasladarse al espacio delimitado del call reducido.

El call contaba con pescadería, horno y carnicería que procuraban a los fieles los alimentos cásher. Sabemos que en el siglo XV había una carnicería aneja a una de las sinagogas, en el centro mismo del call, donde un rabino experto, el shojet, llevaba a cabo el degollado ritual (shejitá) de los animales y el posterior análisis de la carne. También había otras instituciones propias de la aljama: un hospital, un orfanato, una casa de caridad y la sinagoga.

Alejado del centro de la ciudad, en la ladera de la montaña de Montjuïc, los judíos tenían su propio cementerio.

En la última mitad del siglo XV, el call se va convirtiendo en un espacio cada vez más reducido y se transforma ya en un lugar de reclusión y marginación en la ciudad medieval.

1194
Baños Árabes

Los baños árabes

El paseo de la Reina Juana enlaza con la calle de Fernando el Católico, donde se ubican unos espléndidos baños, popularmente conocidos desde el siglo XIX como baños árabes, cuyo suntuoso apodyterium o vestuario está presidido por una gran estrella de David. Están datados en 1194 y, tras ser clausurados en el siglo XV, fueron ocupados en 1617 por una comunidad de monjas capuchinas. En 1929 pasarían finalmente a ser gestionados públicamente. Estos espléndidos baños también cuentan con frigidarium (sala fría), tepidarium (sala templada), caldarium (sala caliente) y horno.

1194 - 1270
Moshé ben Nahmán, Nahmánides

La figura de más relieve dentro del marco de la Girona judía fue el rabinoMoshé ben Nahmán, conocido también por Nahmánides o Ramban, y, según algunos historiadores, con el nombre catalán de Bonastruc ça Porta. Este filósofo, exegeta, poeta y médico, nació en la ciudad hacia el año 1194. Era un hombre sabio y piadoso que dejó su huella en la historia de Girona y de toda Cataluña.

Seguía los postulados cabalísticos y actuó sabiamente como mediador en el enfrentamiento entre tradicionalistas y maimonidistas. En 1263 participó en la controversia conocida como Disputa de Barcelona, donde se enfrentó dialécticamente al converso Pau Cristià (Pablo Christiani), para defender públicamente, y a petición del rey, la religión judaica. Poco después partió a Tierra Santa; murió en San Juan de Acre, en Israel, en una fecha cercana a 1270.

Su memoria sigue viva y su obra es aún en la actualidad un referencia obligada para el conocimiento del pensar y del sentir medieval.

1197
Los judíos comienzan a concentrarse en al zona del call

En el año 1197, Elisenda de Vilademany y su hijo Dalmau Ramón daban a Berenguer Cifret, en franco alodio, unos censos que cobraban de la casa habitada por Berenguer Sabater y que se encontraba en una plazoleta donde Berenguer Cifret hizo algunas ventas a judíos que iban ocupando la parte norte del futuro call.

circa 1200
Segunda sinagoga de Girona

Ubicación de la segunda sinagoga, en el carrer de la Força, 23

La sinagoga mayor, del siglo XIII, se hallaba en la zona media del call, a la izquierda de la calle de la Força; en el actual número 23 y frente a las actuales Escales de la Catedral (o de la Virgen de la Pera). El complejo tenía pozos, baños (micvé) y una zona para las mujeres.

El 24 de octubre de 1415, siguiendo las órdenes del Papa tras las Disputa de Tortosa, se procedió a iniciar el cierre de la sinagoga, que fue clausurada el día 10 de noviembre de 1415. No obstante, fue reabierta nuevamente con permiso del príncipe Alfonso, el día 5 de marzo de 1416, y continuó en uso durante algunos años.

Tras la construcción de la tercera y última sinagoga, los jurados de la ciudad solicitaron el 25 de mayo de 1442 que se construyera una capilla en el solar del antigua sinagoga, asegurando que los judíos hacía veinte años que no la utilizaban al quedar alejada del recinto donde ahora viven. La capilla, finalmente, no fue edificada y la finca continuó siendo propiedad de la comunidad judía. El 12 de julio de 1492, unos días antes de partir al exilio, los rectores de la Aljama vendían a Pere Grau Terrades una casa que fue antiguamente escuela o sinagoga de los judíos. En el documento se insiste en que se trataba de la antigua sinagoga. El precio de la venta fue de 10 florines.

1200
La cábala llega a Girona

El movimiento cabalístico nace en la Provenza, Languedoc, en el círculo intelectual y religioso de Moisés de Narborna del que surge, en el siglo XII, un primer libro cabalístico escrito en hebreo rabínico: el Séfer ha-Bahir o Libro del Esplendor.

Los cabalistas medievales se consideraban partícipes de una tradición esotérica muy antigua, que venía desde el Sinaí y que entroncaba con las experiencias místicas del rabino de la Misná Simón bar Yohay, las cuales se pueden entrever en el Talmud. La cábala era, pues, una corriente de filosofía mística y esotérica basada en la creencia de las «emanaciones divinas» (sefirot) que configuran el universo creado. El objeto de la cábala era entender, analizar y percibir el mundo que se encuentra más allá del conocimiento racional; los elementos que constituyen la Creación y la misma esencia divina. Los cabalistas pretendían captar la realidad de un Dios entendido como un organismo infinito de elementos espirituales.

La doctrina cabalística, fundamentada en la exégesis bíblica y el conocimiento esotérico, nacida en el siglo XI entre los judíos de la Provenza, en el círculo de Moisés de Narbona, se extendió rápidamente por las comunidades más cercanas.

Hacia 1200 la cábala llegó a Girona de la mano de algunos discípulos del sabio de Narbona Isaac Sagi Nahor (Isaac el Ciego), quien contaba con discípulos en la comunidad gerundense. El estudio de la cábala se desarrolló rápidamente en la ciudad: Girona pasó a ser considerada uno de los centros más destacados en el marco del pensamiento esotérico y era conocida como ciudad Madre de Israel. En Girona desarrollaron sus teorías pensadores ilustres como Jacob ben Seshet Gerondí, el poeta Meshulam ben Selomó de Piera, y los grandes filósofos Ezra ben Selomó y Azriel de Girona.

13 de Junio de 1207
Se menciona el cementerio de Montuïc en una permuta

Con ocasión de una permuta de una finca que el obispo Arnau de Creixell poseía en Monte de los Judíos o Montjuïc, del 13 de junio de 1207, sabemos que el cementerio judío ya existía a principios del siglo XIII entre dos arroyos y que, según el documento, era alodium hebreorum, es decir, alodio de los judíos.

1265
Astruc Ravaya es designado Baile de Girona

En 1265, Astruc Ravaya fue designado por Jaime I Baile de Girona y su hijo, Mossé Ravaya, ostentó el título de Baile General de Cataluña.

1276 - 1278
Jaime I se queja al obispo de Girona por los excesos cometidos contra los judíos

Durante esa época, en los años 1276-1278, empezaron las quejas de Jaime I al obispo de Girona por la actitud de cierta parte del clero, que desde el campanario de la catedral y las casas de la Iglesia apedreaban el call, hechos que ya se habían producido anteriormente, en especial en el día del Viernes Santo. La comunidad judía también había visto como huertos, viñas y sepulturas del cementerio de Montjuïc habían sido destruidas. El rey instó a las autoridades civiles y eclesiásticas a que estos hechos no volvieran a repetirse.

1279
El call de Girona ya está plenamente constituido

En 1279 estaba ya plenamente constituido el call, que disponía de un hospital de pobres y enfermos, ubicado en la antigua calle de la Ruca.

8 de Febrero de 1283
Los judíos han de pagar la mitad de las obras de las defensas de Girona

La ocupación de Sicilia de 1283 enfrentó al rey Pedro III con la casa de Anjou, expulsada de la isla, con el rey de Francia y con el Papa. Ya el día 8 de febrero de 1283 el rey había ordenado a los judíos de Girona que pagaran la mitad de las obras que se hacían para mejorar las defensas urbanassegún la antigua costumbre, en previsión de un ataque del ejército francés.

1284
Algunas casas de call ya cuentan con un sistema de cloacas, balcones y patios

El call era el espacio judío por excelencia, donde discurría la vida cotidiana de la comunidad de Girona. En 1284 un documento lo nombra como el Barrio de Israel y menciona la existencia, en aquel lugar, de diversos inmuebles propiedad de judíos, que contaban con un sistema de cloacas, con balcones y con patios.

25 de Enero de 1284
Pedro III decreta que los judíos no salgan del call en Pascua

el rey decretó que desde el Miércoles Santo hasta pasada la Pascua, los judíos no salieran del call, en previsión de posibles disturbios y para su propia salvaguarda.

29 de Junio de 1285
Los judíos abandonan Girona durante el asedio de las tropas francesas

El día 28 de junio de 1285 comenzó el asedio dirigido personalmente por Felipe III de Francia. Al día siguiente, un documento real informaba a sus oficiales que los judíos habían abandonado la ciudad con sus familias y les ordenó no exigirles peaje y asegurar su protección.

1331
Asalto al call

En 1331 tuvo lugar un fuerte asalto a la judería y el monarca creó una Comisión Real para castigar a los culpables.

1339
Bonjudá Cresques y Saltell Gracià prestan 17.000 sueldos a los jurados

El rico platero Bonjudá Cresques prestó a los jurados en 1339, junto a su yerno Saltell Gracià, 17.000 sueldos para acometer diferentes obras en la ciudad.

1348
Nuevo asalto al call

En 1348, a causa de los problemas ocasionados por la Peste Negra, el call fue de nuevo atacado.

1386
Pedro IV manda derruir las casas adosadas a la muralla

En 1386 Pedro IV el Ceremonioso, preocupado siempre por la defensa de su ciudad, considerada la llave del reino, mandó derruir las edificaciones que estaban adosadas a la muralla. Muchas casas de la judería y del Mercadell estaban adosadas al muro de la ciudad y, a menudo, apoyadas directamente sobre la muralla. Se hacía una excepción con las paredes de la sinagoga en las que se podían abrir unas puertas anchas que facilitaran el paso y con la casa de Abraham Rava, judío. Esta sinagoga, que denominamos la sinagoga mayor, estaba situada en el corazón del call.

10 de Agosto de 1391
Matanzas en el call de Girona

El día 10 de agosto de 1391 tuvieron lugar los disturbios contra los judíos de Girona, que provocaron el asalto del call y una gran matanza de judíos. El trauma provocado fue espantoso, algunos supervivientes se refugiaron en la Torre Gironella, otros en casas de amigos cristianos residentes en la propia ciudad. Probablemente la sinagoga fue uno de los objetivos principales de aquellos vándalos. El asalto y destrucción del call del año 1391 tuvo graves consecuencias para la comunidad judía de Girona que ya no volvió a ser la misma. Además de la destrucción material producida por incendios y saqueos, la población judía disminuyó considerablemente en parte por las muertes, en parte por las conversiones al cristianismo y la emigración, fenómenos que continuaron durante el siglo XV.

18 de Agosto de 1391
Los judíos de Girona se refugian en la Torre Gironella

El 18 de agosto de 1391, un gran número se refugiaron en la torre Gironella, hasta que el 21 de septiembre se produjo el primer asalto. El caso de la judía Tolrana, casada con el converso Francesc Guillem de Vilaritg, pasó a formar parte del acervo popular, al asegurar que prefería morir como judía a tener que convertirse en cristiana y regresar al lado de su marido. No todos sus correligionarios pensaron lo mismo: después de 17 semanas de resistencia, muchos de ellos terminaron convirtiéndose en cristianos nuevos.

La comunidad judía ya no volvería a ser la misma, y sufriría un deterioro progresivo hasta su desaparición en 1492. Reducida su población a la mitad, el call empieza a ser compartido por judíos, conversos y algunos grupos de cristianos. En el momento de la expulsión, apenas quedan dos decenas de familias en la ciudad, la mitad de las cuales opta por marcharse, y la otra mitad por convertirse.Entre 1487 y 1505, la Inquisición llevó a cabo en Girona 84 procesos contra conversos acusados de seguir practicando el judaísmo, en buena parte miembros de algunas de las familias más relevantes de la aljama. Diez de los acusados fueron condenados a muerte, ocho penitenciados y posteriormente rehabilitados, y 66 condenados en estatua, por haber conseguido huir, si bien algunos fueron capturados después.

1404
Fray Vicente Ferrer predica en Girona

en 1404, Vicente Ferrer había pronunciado su célebre sermón delante de miles de personas reunidas en torno a la escalera del Convento de los Dominicos mientras los judíos, encerrados tras una verja, escuchaban sus soflamas antijudías sin poder hacer nada.

24 de Octubre de 1415
Se inicia el cierre de la sinagoga

10 de Noviembre de 1415
Se clausura la sinagoga

el 24 de octubre de 1415 se procedió a iniciar el cierre de la sinagoga, que fue clausurada el día 10 de noviembre de 1415.

5 de Marzo de 1416
Se reabre la sinagoga de Girona

La sinagoga, según parece, fue reabierta nuevamente, con permiso del príncipe Alfonso, el día 5 de marzo de 1416 y continuó en uso durante algunos años.

6 de Abril de 1416
Bonastruc de Mestre vende una casa para la ampliación de la Almoina

Bonastruc de Mestre, judío, vendió a la Almoina una casa cerca de la capilla de Sant Genís y de las escaleras de la Catedral. Esta casa estaba situada en la esquina de la calle actual de la Força con la plaza de la Catedral y al lado del Portal Mayor del Call.

1417
Astruc za Barra vende su casa para la ampliación de la Almoina

Astruc za Barra, judío, vendió su casa en la calle del Ardiaca, enfrente del horno de la Ruca.

1418
Los jurados exigen que el call sea un espacio cerrado

Con el pretexto de prevenir posibles nuevos ataques por parte de la comunidad cristiana, los jurados exigieron en 1418 que el call tuviera puertas que se pudieran cerrar y que se cegaran aberturas o ventanas a la calle Mayor del Call.

Abril de 1418
Ataque al call durante el Viernes Santo

En 1418, durante la Procesión del Viernes Santo, el call fue atacado de nuevo y los jurados de la ciudad ordenaron la clausura de todas las puertas y ventanas que, desde el call, se abrían sobre la calle de la Força.

1426
Se otorga licencia para instalar la carnicería en un corral del call

En 1492 un documento se refiere expresamente a la carnicería judaica como un espacio anexo a la sinagoga, y es de suponer que este espacio mencionado en 1492 se puede identificar con el que se otorga en 1426 al shojet de la aljama mediante una orden municipal que daba permiso al carnicero del call para que pudiera realizar el degüelle y el despiece de los animales menores, excepto bueyes, terneras o vacas, en un corral del call, y no como venía haciendo hasta entonces, en el patio de su propia casa del barrio judío.

10 de Noviembre de 1434
Última sinagoga de Girona

El patio de la estrella, dentro del Centro Bonastruc ça Porta, donde se ubicaba aproximadamente la última sinagoga de Girona. © J. M. Oliveras

El primer edicto de apartamiento de 1418 hizo inservible la segunda sinagoga, situada en la calle de la Força, porque era inaccesible para la comunidad judía al encontrarse fuera de los límites del call cerrado. Así, el 10 de noviembre de 1434, los jurados conceden a Bonastruc de Mestre, Astruc Avinai y Bonastruc Jucef, judíos, licencia para construir unas casas en los patios del call que podrían haber albergado la última sinagoga de la ciudad: la casa y calle de Astruc Avinai, a oriente y la casa de Jaume Falcó, también judío, al norte, parecen indicarlo. Esta tercera sinagoga sólo fue utilizada hasta 1492.

Esta sinagoga, , es la denominada última sinagoga de Girona y contaba a su vez con hospital, carnicería y micvé.

El 9 de julio de 1492 se vendió el conjunto de edificios donde se ubicaba la tercera sinagoga. Fue comprada por Jordi Rafart, presbítero beneficiado de la catedral, por un importe inferior a la mitad de la venta de la casa de Lleó Avinai: menos de 30 libras.

Actualmente, ubicado en el edificio emblemático que ocupaba la última sinagoga de Girona, se encuentra el Centro Bonastruc ça Porta, que acoge el Museo de Historia de los Judíos y el Instituto de Estudios Nahmánides.

1442
Se prohíbe a los judíos habitar la actual calle de la Força

Cegadas todas las aberturas de las casas a la calle Mayor del Call, en 1442 se publicó un nuevo edicto por el que se ordenaba que los judíos no pudieran habitar en la antigua calle de Sant Llorenç (la actual calle de la Força) porque ya no era parte del call.

25 de Mayo de 1442
Los jurados solicitan que se construya una capilla en el solar de la segunda sinagoga

Tras la construcción de la tercera y última sinagoga, los jurados de la ciudad solicitaron el 25 de mayo de 1442 que se construyera una capilla en el solar del antigua sinagoga, asegurando que los judíos hacía veinte años que no la utilizaban al quedar alejada del recinto donde ahora viven. La capilla, finalmente, no fue edificada y la finca continuó siendo propiedad de la comunidad judía.

19 de Abril de 1444
Ordenaciones de 1444

En las Ordenaciones del 19 de abril de 1444, se establecía que ningún judío viviera en la calle de Sant Llorenç, actual calle de la Força, que queda fuera de los límites del call y todo judío que tuviera casas situadas en los límites del call tenía que cegar puertas y ventanas que dieran en la calle de Sant Llorenç en el plazo de 15 días.

28 de Abril de 1445
Las Ordenaciones tienen escaso cumplimiento

Parece que las Ordenaciones tuvieron escaso cumplimiento dado que el 28 de abril de 1445, los jurados tuvieron que recordar la disposición anterior añadiendo que ningún cristiano o judío alquilara, diera o dejara casas a los judíos ni tampoco tiendas o mesas situadas en la calle de Sant Llorenç ni en las plazas o callejones anexos.

1448
Obligación de los judíos a habitar el call

En 1448 una orden municipal da un plazo de seis días para abandonar las viviendas que las familias judías tuvieran fuera del recinto y trasladarse al espacio delimitado del call reducido.

Septiembre de 1448
Se amplía el call por el norte y el sur

La placeta del Correu Vell

Cerca de aquí, en el siglo XIV, se levantaba un tercer portal de cierre del barrio judío, el Portal Mayor del Call. Esta plaza es el límite meridional del call. Debe su nombre a que en este lugar se estableció la primera estafeta de Correos en Girona.

En septiembre de 1448 los jurados de la ciudad permitieron en aumentación, conservación y beneficio de la aljama de los judíos de la dicha ciudad, dada la evidente estrechez del barrio judío, que personalmente habían comprobado, una ampliación del call, incorporando esta zona y la de la calle de la Ruca, en la parte norte. En el nuevo recinto resultante, entre clausura nueva y vieja, dispusieron que tenían que instalarse todas las familias judías con domicilio fuera del call.

1449
La comunidad judía de Girona vive en la pobreza

una carta de las autoridades municipales a la reina María pone de manifiesto la pobreza de la comunidad judía de Girona, con menos de 125 personas.

1456
Se comunica al rey que se ha ampliado el call

En 1456 los jurados de la ciudad hacían saber al rey que, de acuerdo con el obispo de la ciudad y a requerimiento del inquisidor Pedro Conde, se había ordenado la ampliación del call por la placita de la calle de la Ruca que se añadiría, cerrando todos los pasos con el fin de alejar a los judíos de las casas que daban a la calle de Sant Llorenç, actual calle de la Força. Esta disposición parece indicar que la orden de los jurados de 1444 no se había cumplido.

20 de Mayo de 1461
Astruc za Barra vende a la Almoina el derecho a dejar pasar el agua por su huerto

Astruc za Barra, judío, vende a la Almoina de la Catedral el derecho de pasar por su huerto el agua procedente del horno de la Ruca a través de dos pequeños acueductos. Casa y huerto estaban situados en la calle del Ardiaca, enfrente del horno.

girona 1487 - 1505
La Inquisición procesa a conversos en Girona

Entre 1487 y 1505, la Inquisición llevó a cabo en Girona 84 procesos contra conversos acusados de seguir practicando el judaísmo, en buena parte miembros de algunas de las familias más relevantes de la aljama. Diez de los acusados fueron condenados a muerte, ocho penitenciados y posteriormente rehabilitados, y 66 condenados en estatua, por haber conseguido huir, si bien algunos fueron capturados después.

30 de Abril de 1492
Llega a Girona el edicto de expulsión

El día 30 de abril de 1492 los rectores de la aljama recibieron una cédula real fechada en Granada el 31 de marzo por la que se les notificaba la decisión de los Reyes Católicos según la cual aquellos judíos que permanecieran fieles a su fe debían salir del país antes del 1 de agosto. Podían vender sus propiedades y llevarse todos sus bienes salvo de monedas de oro y plata. Los que optaron por el exilio tuvieron que malvender lo que tenían en poco tiempo y sin alternativas.

28 de Junio de 1492
Lleó Avinai vende su casa a Miquel Escolà

Lleó Avinai, judío de una notable familia, que habitaba la casa contigua de la tercera sinagoga, vendió en nombre propio y el de su esposa, Estrugona, el día 28 de junio, su casa a Miquel Escolà, beneficiado de la catedral. El importe de la venta fue de 60 libras y el edificio hay que calificarlo de notable, en aquella época, de gran superficie y de bella estructura.

28 de Junio de 1492
Jucef Piera vende su casa a Antonio Baldomar

Jucef Piera, vendió también su casa familiar, situada al sur de la de Lleó Avinai, a Antonio Baldomar, canónigo de la catedral, por un precio de 15 libras barcelonesas.

12 de Julio de 1492
Se vende la segunda sinagoga

El 12 de julio los rectores de la aljama vendían a Pere Grau Terrades una casa que fue antiguamente escuela o sinagoga de los judíos. En el documento se insiste en que se trataba de la antigua sinagoga. El precio de la venta fue de 10 florines.

9 de Julio de 1492
Se vende la última sinagoga

El 9 de julio se vendió el conjunto de edificios donde se ubicaba la tercera sinagoga. Se trataba de un conjunto de casas contiguas: las escuelas de la aljama, la casa de las mujeres, el hospital y el micvé. Fue comprada por Jordi Rafart, presbítero beneficiado de la catedral, por un importe inferior a la mitad de la venta de la casa de Lleó Avinai.

29 de Julio de 1492
Bonastruc Benvenist vende su casa a Joan Serra

el día 29 de julio, a punto ya de abandonar la ciudad, Bonastruc Benvevist, judío importante y económicamente muy potente, vendió su casa de la calle de Sant Llorenç al doctor en leyes Joan Serra que pagó 30 libras. Muchos pensaban que el exilio sería temporal, como Bonastruc Benvenist, que vendió sus bienes con la condición de poder recuperarlos si regresaba en el plazo de un año.

1492
Sólo quedan unas 20 familias en el call de Girona

En el momento de la expulsión, apenas quedan dos decenas de familias en la ciudad, la mitad de las cuales opta por marcharse, y la otra mitad por convertirse.

1862
Se descubre el cementerio judío de Montjuïc

La sala de las lápidas del Museo de Historia de los Judíos, donde se reproduce el ámbito del cementerio

Con ocasión de una permuta de una finca que el obispo Arnau de Creixell poseía en Monte de los Judíos o Montjuïc, del 13 de junio de 1207, sabemos que el cementerio judío ya existía a principios del siglo XIII entre dos arroyos y que, según el documento, era alodium hebreorum, es decir, alodio de los judíos. Tanto este cementerio como el nombre de Montjuïc, dado a la montaña, hablan de la antigüedad y de la consolidación de la comunidad judía en Girona.

El cementerio judío se ubicaba en la montaña de Montjuïc de Girona, en el Norte de la ciudad, entre los actuales barrios de Pedret y Pont Major. Fue a raíz de la construcción de la línea ferroviaria que habría de enlazar Girona con la frontera de Francia, a finales del siglo XIX, que aparecieron las primeras estelas con inscripciones hebreas. En 1999 fueron encontradas 24 sepulturas, esta vez sin lápida funeraria. Otras lápidas se encontraron en distintos lugares de la ciudad y de sus alrededores, lo que hace suponer que el cementerio judío fue sometido a expolio después de 1492.

El Museo de Historia de los Judíos, en el Centro Bonastruc ça Porta, alberga y expone una magnífica colección de lápidas y estelas funerarias procedentes del cementerio judío de Montjuïc. Desde distintos puntos de la ciudad, fueron recuperadas a partir de finales del siglo XIX. Se tratan de piedras funerarias fechadas entre los siglos XII y XV y constituyen hoy por hoy la colección más importante del conjunto del territorio español.

1975
Se abre la calle Sant Llorenç

A través del Carrer Sant Llorenç se accedía al edificio que albergó la última sinagoga, hoy sede del Centro Bonastruc Ça Porta. © J. M. Oliveras

Una de las calles más emblemáticas es la de Sant Llorenç, centro del call en el siglo XV. En la misma entrada de la calle Sant Llorenç por la de la Força es posible localizar todavía los goznes de la vieja puerta que mantuvo estas escaleras cerradas hasta 1975. En medio de sus empinadas escaleras se abría la puerta que conducía, a través de un acceso de patios y porches, al edificio que en el siglo XV albergó la última sinagoga. Actualmente es la sede del Centro Bonastruc ça Porta.

4 de Mayo de 1998
Inauguración del monumento a Anna Frank

Monolito dedicado a Anne Frank. © Pedres de Girona

Bordeando por la derecha la iglesia de Sant Pere de Galligants y tras cruzar el arroyo Galligants, el itinerario termina en los jardines del Doctor Figueres, donde el monumento dedicado a Anne Frank en 1998, con motivo del 50 aniversario de la publicación de su Diario, permite comprobar de qué manera un pasado lejano y otro más cercano se encuentran en un rincón de esta ciudad donde la huella de los judíos que la poblaron durante cientos de años permanece viva e indeleble.

1999
Se excavan 24 sepulturas judías en Montjuïc

En 1999 fueron encontradas 24 sepulturas, esta vez sin lápida funeraria.

2000
Inauguración del Museo de Historia de los Judíos

En primer plano, estela funeraria datada en 1411: «Esta es la estela de la honorable [Es]telina, hija del prohombre (Ast)ruc Cohen guárdela en su Roca y su Redentor»

Antecedida por los escaparates de la Tienda de Sefarad, especializada en bibliografía judaica, la puerta del Centro Bonastruc ça Porta se abre en el número 8 de la calle de la Força, y alberga en su interior el Museo de Historia de los Judíos y el Instituto de Estudios Nahmánides, que toma su nombre de la figura del gran cabalista, filósofo, talmudista, poeta, médico y rabino gerundense Mossé ben Nahmán, conocido como Nahmánides, y popularmente llamado Bonastruc ça Porta. En este mismo edificio estuvo ubicada la última sinagoga de Girona, utilizada en el siglo XV tras el cierre de la sinagoga mayor.

El Museo de Historia de los Judíos se articula en 12 salas, dedicadas a la vida cotidiana, a los rituales y las tradiciones, a la diáspora de Jerusalén y la llegada de los judíos a Cataluña, a la sinagoga, al cementerio judío, a Nahmánides, a la actividad cultural y científica de los judíos catalanes y a las difíciles relaciones entre la comunidad judía y la cristiana des de finales del siglo XIV hasta 1492. Es de especial importancia la serie de lápidas funerarias de los siglos XII al XV procedentes del cementerio de Montjuïc, única en su género.

El museo también dedica dos salas a exposiciones temporales y tiene acceso al patio de la Estrella, con su antigua cisterna, lugar de actividades al aire libre, espacios que acogen buena parte de la rica actividad cultural que genera

Finalmente, en la tercera planta del Centro se hallan las dependencias del Instituto de Estudios Nahmánides, las salas de conferencias y la biblioteca especializada en judaica, cuya misión es la de investigar y formar

El Centro alberga la institución del Patronat Call de Girona, organismo público municipal que gestiona el complejo del Call y las oficinas centrales y secretarias de la Red de Juderías y de la AEPJ, Asociación Europea para la salvaguarda del Patrimonio Judío.

Abril de 2011
Se localiza la casa de Astruc Abraham

Puerta adintelada de la casa de Astruc Abraham

Durante unas excavaciones en la planta baja del Museo de Historia de los Judíos, se localizó una puerta y el interior de la casa medieval que pertenecía al médico judío Astruc Abraham des Portal, hijo de una insigne saga de médicos judíos de la ciudad. La casa lindaba con el patio de la sinagoga, con una calle pública del call y con la carnicería judía.

La intervención efectuada en el espacio posterior de la planta baja del Museo de Historia de los Judíos, puso de manifiesto la existencia de una habitación interna delimitada al Este por un muro de basamento medieval, según informes arqueológicos, y al sur por una puerta adintelada que se abre a la actual calle Hernández.

2012
Excavaciones en el patio del Museo de Historia de los Judíos

Imágenes de la excavación de la zona donde estaba ubicada la carnicería judía

Las excavaciones en el patio del Museo de Historia de los Judíos en 2012 han puesto al descubierto parte de las estructuras de la antigua carnicería judía, en concreto, una pared del siglo XIII y parte de un arco que comunicaba las estancias de lo que posiblemente sea la carnicería judía o una vivienda anexa a la carnicería.

En 1492 un documento se refiere expresamente a la carnicería judaica como un espacio anexo a la sinagoga, y es de suponer que este espacio mencionado en 1492 se puede identificar con el que se otorga en 1426 al shojet de la aljama mediante una orden municipal que daba permiso al carnicero del call para que pudiera realizar el degüelle y el despiece de los animales menores, excepto bueyes, terneras o vacas, en un corral del call, y no como venía haciendo hasta entonces, en el patio de su propia casa del barrio judío.

Tras la expulsión, probablemente, el edificio de la carnicería se demolió y se construyó lo que es hoy en día el patio del museo.

Glosario