Destinos
Besalú

Destino: Besalú

El Pont Fortificat

El Pont Fortificat

Besalú es un municipio de la comarca de La Garrotxa. Como su nombre originario latín indica, Bisuldunum, era una fortaleza entre dos ríos; el Fluvià al Sur y el Capellades al Norte. Disfruta de una situación privilegiada al encontrarse en la encrucijada de tres comarcas: Alt Empordà, Pla de l'Estany y la Garrotxa. Ello explica que ya en el siglo VI a. C. Besalú estuviera habitada por íberos y celtas.

Besalú se convierte en capital de condado independiente con la muerte de Guifré el Pilós (902). En 1111, al morir Bernat III sin descendencia, casado con la hija de Ramon Berenguer III de Barcelona, el condado pasa a formar parte de la Casa de Barcelona. De esta época datan sus bellos edificios románicos y góticos que todavía hoy pueden verse. Su conjunto monumental de época medieval es conocido como uno de los más significativos de Cataluña y en 1966 fue declarado"Conjunto Histórico-Artístico-Nacional" por su gran valor arquitectónico.

Sant Pere

Sant Pere

El origen de la ciudad fue el castillo de Besalú que ya se encuentra documentado en el siglo X, construido encima de un cerro donde hay los restos de la canónica de Santa María, en la Alta Edad Media. El trazado actual de la villa no responde fielmente a su estado original pero sí que posibilita a grandes rasgos la lectura de la urbanización de la edad mediana con la existencia de importantes edificios: el puente, los baños judíos, la iglesia del Monasterio de San Pedro y San Julián, antiguo hospital de peregrinos, la casa Cornellá, la iglesia de San Vicente y la Sala gótica del Palacio de la Curia real.

El Pont Fortificat

El Pont Fortificat por la noche

Besalú deja ver una estructura arquitectónica y urbanística bastante coherentes con el pasado medieval. La importancia monumental de Besalú viene dada fundamentalmente por su gran valor de conjunto, por su unidad, que la determina como una de las muestras más importantes y singulares de los conjuntos medievales de Cataluña.

Miró I el joven, fue el primer conde independiente de Besalú. Besalú comenzó a adquirir importancia como capital de condado independiente después de la muerte de Wifredo el Velloso en el año 902, condición que perdió al morir Bernat III, yerno de Ramón Berenguer III, sin descendencia; como consecuencia, el condado de Besalú pasó a la casa de Barcelona.

 

Cerrar